Proyecto Manhattan.

Por alguna razón Eiko se levantó temprano esa mañana del seis de agosto. La noche se había prolongado entre desvelos y pesadillas, provocando el extrañar más intenso que alguien pudiera alguna vez sentir. Algunas alarmas antiaéreas habían sonado, pero ese sonido aterrador ya era rutina en Hiroshima y no alcanzaba para atormentar el sueño de ella. Fue otra cosa lo que provocó el levantarse de la cama, un presentimiento cargado de poder. Se dirigió directamente a la puerta del hogar y encontró, tal como esperaba, la carta que había anhelado con ansias los últimos meses.

Amada Eiko:
Lamento no haber escrito más, pero aquí las cosas han girado hacia la catástrofe; cada día es una seguidilla de supervivencia entre la muerte y la desesperación. No puedes imaginar lo mucho que deseo estar a tu lado, en paz conmigo mismo. No puedo dejar de preguntarme qué sentido tiene todo esto, ¿por qué estoy aquí? ¿Por qué debo matar a otros como yo? ¿Cuál es la razón?
Segundo a segundo el pasado vuelve y, por sobre todo, el arrepentimiento. Tal vez hayas tenido razón, no lo sé, es tan difícil pensar con claridad en este contexto… Podría haber desertado, lo sé. ¿Pero cómo seguir viviendo luego, sabiendo que he defraudado a mi patria, a mi tierra? El camino a elegir cada día se hace más nebuloso, y los caminos ya elegidos se borronean detrás de mí. ¿Dios quiere que esté aquí? ¿Nuestra tierra necesita de mi valentía? ¿Con qué fin?
Desde hace algunas semanas se vislumbra el final; algunos lo adelantan persiguiendo el suicidio, otros como yo, por ti o por la esperanza o por ambas, nos mantenemos con vida mientras los generales nos prometen que así seremos héroes. Pero ya no estoy tan seguro de nada; sólo que la muerte, y tu también lo sabes mi amada Eiko, me espera inexorable.


Sus ojos inundados le impedían continuar con la lectura. Sentía su garganta anudándose y un enorme vacío. El reloj marcaba las ocho en punto de la mañana y hacía varios minutos que las sirenas habían vuelto a sonar.

Me reconforta saber que mi sufrimiento y mi esfuerzo tal vez sirven para cuidarte a ti. Que mi muerte puede ser el motivo de tu vida. Esa es la fuerza que me impulsa, aunque a veces flaquea en el miedo, cuando tengo que ver a compañeros caer abatidos, o esperar por horas y a veces días encerrado en estas cuevas mientras las explosiones se suceden una tras otra, y el polvillo del temblor de la tierra cae sobre mí, y comienzo a desear que alguna bomba escupa su muerte lo suficientemente cerca como para terminar con mi vida; aunque por suerte o desgracia eso aún no ha sucedido.

Eiko, intentando salirse del dolor que la carta le provoca, alza la vista y mira hacia el exterior de la casa. Es un día soleado, realmente hermoso. La gente camina tranquila, inmutable pese a las sirenas. Son las ocho y diez de la mañana.

Cada día sueño contigo, con volverte a ver, con estar juntos. Sueño con los hijos que aún no hemos tenido, con llevarte a pasear a la rivera del río Ota, con tu piel, tus ojos. Sueño con esa mirada que me despidió hace dos años, que en su silencio decía miles de cosas. Sueño, sobre todo, con esa mirada arrebatándome de este infierno, llevándome lejos, a la paz del hogar, abrazándome y diciéndome que me perdonas por abandonarte, que me perdonas por cargar en mis hombros a tantas víctimas; prometiéndome esperanza mientras me susurras que el ser humano alberga aún algo más que mera muerte.
Pero son sólo sueños. La realidad es atroz. El amor, el nuestro, sólo es insignificancia ante la perversidad del odio que emana la humanidad. Quisiera, amada Eiko, ser mensajero de esperanza, pero he visto lo suficiente como para comprender que en la vida terrenal nuestro amor no tendrá espacio. Si existe la eternidad después de todo esto, entonces deberás saber que allí estaremos, juntos e inseparables. Mientras tanto, lo único que puedo decirte es que te esperaré en el otro mundo, tal como tú me esperas ahora, entre dolor y esperanza, durante cada suspiro, cada segundo y cada día. Gracias por llenarme de gloria, perdón por haber elegido el camino que nos separó.
Te amo eternamente, Iwao.

El reloj marca las ocho y cuarto apenas pasadas. Eiko, mientras dobla la carta y la aprieta contra su pecho, oye un silbido macabro. Sólo alcanza a levantar otra vez la vista; comprende poco, entiende menos; pero sabe que ese niño con el que cruza la mirada llora en su alma. El tiempo se detiene, las palabras de Iwao vuelven una tras otra. La eternidad, la eternidad. En el otro mundo. Te amo. La luz más brillante lo cubre todo, de pronto el infierno se hace terrenal. Calor, mucho, demasiado calor. Y al segundo siguiente todo lo que estaba ya no está, y sólo queda el silencio de la muerte evaporándose. Sólo queda la desolación que construye la destrucción de la mente humana.
Hiroshima, mon amour.

Copyright © 2007

23 Comments:

  1. Emmanuel Frezzotti said...
    "Proyecto Manhattan" fue el nombre clave que EEUU le dio al plan de crear y lanzar la primera bomba atómica de la historia. Hacía tiempo que quería escribir algo al respecto. No sé si era exactamente esto, pero es lo que me salió.

    Los efectos de la bomba al momento de la explosión fueron estos:
    A las 8:16:43, la bomba estalló a la altura convenida, con una explosión de la magnitud de 20.000 t de TNT.
    A las 16 milésimas de s, de la detonación, se desplegó una bola de fuego primero violácea y luego de color blanco intenso y brillante como un flash fotográfico, con una temperatura de 50 millones de grados. Quienes vieron esa luz y vivieron para contarlo, quedaron ciegos permanentemente (muriendo meses después debido a la radiación).
    A las 25 milésimas de s, la bola alcanzó un diámetro de 300 m, que vaporizó instantáneamente a todas las personas dentro de la clínica Shima y a miles quienes circulaban directamente debajo del estallido. La presión ejercida por la onda expansiva inicial fue de varias ton/cm2 y comprimió enterrando varios metros las columnas de la Clínica Shima. En algunos instantes se creó una columna invisible cuya compresión resultó enorme, el calor y la presión instantánea vaporizaron a más de 80.000 personas.
    A las 60 milésimas de s, la bola se expandió abrasando todo alrededor, a más de 500 m de radio y carbonizando con radiación infrarroja todo ser a 1,5 km del hipocentro.
    2 s después de la detonación de la bomba, la onda expansiva comprimida, denominada «soplo de la explosión», había destruido todo alrededor de 2,5 km de distancia, incinerando a quienes se encontraban en ese sector. La onda expansiva de alta temperatura devastó con vientos desde de 800 km/h, destruyendo totalmente las construcciones ligeras del resto de la ciudad, haciendo que los pedazos de las construcciones ligeras de madera y similares, sirvieran como verdaderas flechas.
    En el cuartel del "2º Cuerpo del Ejército", a 800 m del hipocentro, el patio estaba lleno de militares ejercitándose y quedó súbitamente lleno de cadáveres humeantes. La batería antiaérea que estaba sobre la montaña Futaba (a 2000 m del centro) quedó parcialmente destruida por la onda expansiva. Pocas semanas atrás desde allí habían derribado a dos B-26.
    La bola de fuego comenzó a ascender, consumiendo miles de m3 de oxígeno. Las corrientes ascendentes crearon una columna de vacío que succionó contravientos hacia el hipocentro, se percibía un sabor a plomo en el aire.
    En ese momento, observadores hasta a 20 km de distancia de Hiroshima pudieron ver el hongo atómico ascendiendo completamente silencioso (el bramido los alcanzaría un minuto después, debido a que el sonido se mueve a 340,46 m/s).
    5 s después del estallido, todo el daño estaba consumado.

    (Fuente: Wikipedia)
    Emmanuel Frezzotti said...
    Dos comentarios:
    - La frase final ("Hiroshima, mon amour") es el título de un film de Alain Resnais.

    - `Sólo el mundo y yo´ está participando en el concurso de blogs organizado por Intel. Si quieren votarme lo único que deben hacer es clickear sobre la imágen del concurso que aparece al costado del blog (en la cabecera). Alcanza con un click, nada más.

    Desde ya, muchas gracias.
    Juampi said...
    Poco después, los Estados Unidos empiezan a hablar de terrorismo.

    Hace unos días atrás vi un documental acerca del proyecto Manhattan... tres minutos antes de terminar el documental miré mis manos, húmedas, como están en este momento...

    Escalofriante...

    Excelentes líneas.

    Un abrazo.
    Mario Guevara said...
    Es agradable, despues de toda una mañana de falsedad, y de estar rodeado de hipocritas, leer un poco de la verdad.

    Saludos.
    Emmanuel Frezzotti said...
    Juampi: Sin dudas la realidad es demasiado estremecedora. Sin dudas...

    Mario: Supongo que no tuviste un buen día. Si puedo ayudarte en algo cuenta conmigo.
    Seymi said...
    Un buen punto de vista para poder reflexionar acerca de la atrocidad de la guerra,en muchas ocasiones se obvia los sentimientos y emociones de las personas en un conflicto bèlico... ¿Què se pretende? Cada vez el mundo està cerrando sus ojos, se està cegando por la franja de la ambiciòn de riquezas...Tu relato por un momento me hizo recordar a mi abuela, mis abuelos son de Japòn y tambièn vivieron el acontecimiento.
    Que puedo decir de la carta! maravillosa, no tengo palabras para describirla... me encantò...y bienvenido nuevamente a tu blog (nunca pensè decirlo ;) )espero que hayas disfrutado de tus vacaciones =D
    Un abrazo.
    Emmanuel Frezzotti said...
    Seymi: Absolutamente de acuerdo contigo. Una guerra no es más que una lucha sin sentido entre pares con exactamente los mismos ideales. Y sólo gana la muerte. Nadie más.
    Gracias por tu comentario y por tu bienvenida. (Las vacaciones se hicieron un poco cortas, pero fueron muy lindas)

    Saludos!
    Ivana Fernández said...
    Emmanuel, de nuevo en este mundo que compartimos....vos por ser el creador, nosotros tus lectores por estar en él; y con este relato nos toca ver, el otro mundo, el mundo triste, cruel... te leía y un escalofrío terrible me corrío por todo el cuerpo. Impresionante....me dejaste sin palabras. Aunque creo, puedo decir una sola cosa: creo que depende de nosotros intentar de cambiar este mundo, al menos creo que lo hacemos: los lectores, haciendo memoria sobre la historia, vos escribiendo sobre ella.

    Besos Emma....

    Ivana.
    Anónimo said...
    Esperaba ansiosa volver a leer otra de tus hermosas historias; pero noto que este descanso de letras te trajo más inspirado que de costumbre.
    Es una hermosa historia de amor, y a la vez triste, como la realidad misma. Gracias por este recuerdo. Es necesario a veces, recordar estas cosas; porque las otras, las de ahora, las tenemos presentes como el pan de cada día.
    Un besito.Liliana
    Emmanuel Frezzotti said...
    Ivana: Ustedes son los creadores del mundo. Yo sólo soy quién abre la puerta. Ustedes ingresan y le dan vida.
    Me alegra saber que no soy el único loco que aún sueña con las utopías, que aún hay gente que quiere intentar cambiar el mundo. Te mando un abrazo enorme.

    (Gracias...)
    Emmanuel Frezzotti said...
    Liliana: Mil gracias. No dudes en pedirme, si quieres, que escriba sobre algo determinado. Yo no puedo prometer hacerlo, pero puedo prometer intentar hacerlo. Te mando un beso enorme.
    cyn_thu_locura said...
    verdaderamente ... sin palabras, la realidad te voy a ser cinsera, es que no sabia que habia causado tal estrago, (perdon mi ignorancia) o sea l que quiero decir es que no sabia que tan especificamente fue, y los describiste asì tan... real pero tan crudo, tan doloroso, mientras leia me tape la boca del asombro, es increible, y mira a cuausa de que, de que les sirvio? de que sirve la guerra en este mundo si no es màs que para cuusar el mal, la muerte y el dolor, no es màs que para eso, no tiene ni pie ni cabeza. Y como siempre quien podria estar en el medio: E.E.U.U, alentando por la guerra como si estubiera bien, y ensima despues de hacer un tremendo parlamento sobre que ellos son los pobresitos y que hay que luchar( cuando nunca les muestran a su pueblo las maldades que hacen en la guerra como las fotos aquellas que llegaron a nuestros ojos de irak, que comian sonrientes al lado de los muertos, ya se le sderribaron las torres pero eso no lo justifica ademas las torres fueron todo un telon para cubrir las tranfugiadas que hacian) luego de eso se jactan de decir que son cristianos y que dios esta con ellos, que sinvergüenzas!!.
    bueno perdon me colgue la cuastion aca es que tu historia es espectacular, y te felicito por hacer llegar esta realidad a los lectores de tan marabillosa manera.
    bueno ema , como te lo repito siempre: segui asi!!!!!
    besos cyn_thu_locura
    tina oiticica harris said...
    No puedo decir mucho acerca del desastre del uso de la bomba atômica. Aquí en la Gringolandia los chicos aprenden que fue necesario hacerlo para que la guerra terminara. Cada vez más creo que la humanidad nada merece.

    No soporto los juegos electrónicos, ni los de guerra. Cada día del gobierno del Imbecil me hace más deprimida y reclusa en mi casa.

    Tu blog es†á tan bonito. Es una lástima que no pueda visitarte siempre.

    Besos del Universo Anárquico,
    Anahí M. LLanes. said...
    Muy bueno tu blog, es la primera vez que lo visito. Te dejo la dirección de mi blog:

    http://salvemosalplaneta-lawebdeanahi.blogspot.com/

    Espero tus comentarios!!!

    Anahí M. Llanes.
    Araque said...
    te devuelvo la visita. un saludo
    Nicolas said...
    The song is as beautiful as the post is moving. Great writing, great song! -- Nicolas.
    josemoya said...
    Acabo de descubrir tu blog. Me ha encantado tu historia por la manera en que visitas la intrahistoria, la vida íntima de los personajes sacudidos por los coletazos de esa Historia con mayúsculas escrita por los poderosos.
    Un saludo.
    Anónimo said...
    Realmente sorprendente, me encanta como escribes, tan analítico, real, si dejar de ser romántico.
    Una historia donde está presente la lucha de los contrarios.
    El odio , la perversidad, la muerte que trae consigo la guerra.
    Y el amor, sentimiento profundo duradero, lleno de ternura y esperanza.
    ¡Felicitaciones!
    Un abrazo
    Susy
    Anónimo said...
    No se si es por la naturaleza del tema (sobre el cual tengo una sensibilidad especial) pero creo que hasta ahora es lo mejor que escribiste.
    Muy bueno

    Nacho
    Anónimo said...
    en verdad que muy interesante tu blog me gusto es la primera vez que entro por aqui gracias a un enlace de alguien en yahoo respuestas aqui estoy me gusto mucho la cancion
    me podras desir quien la canta y cual es el nombre?
    de antemano te felicito...
    att: oscar noriega sandoval
    Anónimo said...
    Hola!
    No puedo negarte que cada vez que lo leo, lloro.Es dolor profundo , eso tan bonito que escribiste.
    aaaayyyy¿ cuanto emocionas mi corazón y mi alma; si lo supieras cuanto...
    te mando besos.
    Faunier said...
    Hola,
    la verdad es que tenía a Albert Einstein como uno de los mas grandes hombres que ha concevido nuestra madre tierra, pero hoy he descubierto que fue un hombre que no pensó antes de actuar al enviarle esa carta el 2 de agosto de 1939 al presidente Roosevelt sugiriendole la creación de la bomba atómica, la verdad es que no se en que estaba pensando pero inclusive yo hubiese dicho no a esa creación por que fue una de las mayores causas de la destrucción de muchas personas, aquella vez que esa bomba cayó sobre Hiroshima apagando todas aquellas llamamas de las vidas de personas inocentes que la única culpa que tenían era haber nacido en ese lugar y haber estado en ese mismo sitio el día en que cayó la bomba sobre Hiroshima.
    La verdad es que la violencia y la lucha me parece lo mas bajo y retrógrado de nuestra sociedad, la guerra es algo que nos hace sacar a la luz lo más primitivo de nuestro ser y es algo repulsivo y verdaderamente inhumano, ya que semejante atropello contra la sociedad me parece un acto vil y mezquino y aquel que lo propuso no se merece ni siquiera el odio de las personas, y es algo lamentable que no merezca ni el odio de las personas, ni siquiera que sea mencionado aquel ser tan vil que no pensó en lo que estaba haciendo cuando escribió esa carta en nombre de los cinetíficos es una verdadera indignidad.
    ! lo digo con todo el respeto pero es la verdad y en muchos caso y son en la mayoría, la verdad duele!
    Faunier Ríos said...
    Hola.
    tambien he querido alucir a esa parte de la guerra en la que Pearl Harbor fue bombardeada por Japón, porque es una forma muy mala y mezquina de arreglar sus diferencias, como personas civilizadas deberian heber hablado y arreglar sus diferencias sin que por error de ellos muchas personas mueran vana e injustamente, tal vez los cientificos de europa y Estados unidos, ofendidos tomaron la decisión de enviar al presidente Roosevelt la carta del 2 de agosto para sugerirle la creación de la bomba atómica, pero ese no fue el camino correcto para elegir, ya que una cosa de tal magnitud como bombardear una ciudad donde moriran mas inocentes que los verdaderas culpables no es digna de una persona que se respete, pero ni tampoco responder con la misma moneda, por asi decirlo, como lo hizo Estados Unidos contra Japón. eEn estos casos ante todo y por encima de cualquier cosa que pueda ofender, primero es hablar y arreglar sus diferencias, ya que todo tiene solución Menos la MUERTE, y es algo que el ser humanop sabe pero que en muy pocas veces practica.

Post a Comment




 

Copyright © 2005 - 2009 Todos los derechos se encuentran reservados. Queda rigurosamente prohibida; sin la autorización del autor, bajo las sanciones establecidas en las leyes; la reproducción total o parcial de las obras aquí expuestas por cualquier medio o procedimiento.